viernes, 16 de enero de 2015

Teocelo. El vergonzoso retroceso.

La barbarie disfrazada de tradición


Arturo Riveros


El 11 de enero de este recién nacido 2015 se llevó a efecto en Teocelo, Veracruz, una “consulta” promovida por un grupo de organizadores de las llamadas “vaquilladas”. Dichos organizadores debieron contar con el tiempo suficiente para saber antes que nadie de la existencia de tal consulta ya que también pudo verse muy a tiempo un cartel al puro estilo de baile de feria pegado por las paredes de las calles donde en letras grandes se leía: “Teocelo te invita a participar en la consulta ciudadana; a favor de la vaquillada, encierros y barreadas”.

Como es sabido de todos dicho espectáculo consiste en liberar por algunas de las vías principales de este municipio a un grupo de jóvenes toretes, en su mayoría famélicos, que azuzados por el griterío de los concurrentes no atinan hacia donde escapar y resbalan por calles inapropiadas, donde sus patas no pueden afianzarse lastimándose antes incluso de que los asistentes puedan “disfrutar” de tan honroso espectáculo. Estas vaquilladas que pretenden sean adoptadas como parte de las tradiciones y costumbres de quienes aquí vivimos, las más de las veces dejan un reguero de lastimados que en su mayoría se conforman por ebrios espontáneos que se transforman en toreros de ocasión (hay que decir que las incursiones ridículas de estos “valientes” payasos es la parte medular en la diversión de quien gusta de ver esta especie de circo romano).

Lamentablemente, hace un año, el “atractivo” de la feria cobró la vida de una persona que debido al grado de ingesta de alcohol en su cuerpo no tuvo oportunidad de librar la envestida de un asustado animal. En esa ocasión la organización defendió su postura diciendo que el acceso es voluntario y que Dios de seguro ya lo debía tener en su Santa Gloria.

A través del vínculo http://es.wikipedia.org/wiki/Teocelo , se puede leer entre otra varia información sobre Teocelo, lo siguiente: “El municipio lo conforman 28 localidades en las cuales habitan 15.130 personas”. Por eso llama la atención que personal del Ayuntamiento, entre ellos un asesor que no es originario de Teocelo, se ufanen exhibiendo el resultado de las votaciones a través de fotografías en donde se les puede ver con expresión satisfecha en los rostros cargando los resultados impresos en una lona.

Lamentable es que no midan la gravedad que arrojó su pobre poder de convocatoria congregando sólo a 1,861 personas de las cuales 1,518 estuvieron supuestamente de acuerdo con la realización de esa salvajada. Entonces ¿qué pasó con las otras 13,269 personas que conforman el total del Municipio? Es decir que la oficialidad otorgará, a través de una consulta exprés que no provocó la mínima reacción de unidad en la gente que no pudo o no quiso votar debido a la desconfianza generalizada en los gobernantes, la imposición de unos cuantos. Y todavía se les ocurre envolverse con el comentario aquel de que aprovechando esta consulta, Teocelo demostrará ser el municipio más democrático. Flaca democracia esta.

En el entender de la lógica más simple un Quórum se conforma bajo la mecánica del 50 por ciento más uno. Las autoridades y los organizadores defenderá las migajas que obtuvieron en este débil ejercicio por disfrazar a la democracia de torera pero lo cierto, lo tristemente obvio es que en Teocelo, la democracia esta vez no se vistió de Quórum.


Share:

Popular Posts

Recent Posts

Blog Archive

Follow by Email

Entrada destacada

Palabras que viajan libremente

"Las nubes harán llover poemas, versos maravillosos que impregnarán ciudades, calles, aveni...

Buscar este blog

Suscríbete

Translate

Entradas recientes

ArteHosting

Tú también usa Artehosting

Síguenos en

Con la tecnología de Blogger.

Acerca de

Hola. Bienvenidos sean todos a Cultura Errante. Somos un grupo de amigos que nos gusta el arte y las actividades culturales en general. No nos consideramos expertos, ni especialistas. Escribimos, pintamos, tomamos fotografías, tocamos música, etc. Por el puro placer de hacerlo.

Te invitamos a ser parte de este espacio.

Participa, opina. La libertad de expresión es un derecho inalienable. Úsalo.

Si tienes dudas, ¡pregunta!
Si algo te gustó o no, ¡exprésalo!

Evita que la vergüenza o el temor al que dirán te impidan hacer lo que deseas.

Escribe. Pinta. Canta. Baila.

¡Gracias por visitarnos!

PD. Te agradeceríamos mucho si compartieras con tus amigos.