jueves, 9 de julio de 2015

Tiempo administrado

En esta semana reflexioné a cerca de las actividades que realizo diariamente; en varias ocasiones pienso que las horas del día no es suficiente para llegar a concluir mis tareas en su respectiva calidad, tiempo y forma. No obstante siempre he tenido en cuenta que el tiempo es un instrumento muy valioso y un recurso no renovable en nuestra vida, es por ello que hay que saberlo organizar y valorar en todo momento. 
 
Estoy convencida que si construimos una estrategia personal para administrar nuestra agenda de trabajo, nos daremos cuenta que para todo hay tiempo; obviamente cuando se tiene una actitud positiva, entusiasmo por hacer actividades distintas a la de nuestra rutina diaria y de igual forma, debemos decidir correctamente a qué personas le vamos a brindar desde nuestro tiempo libre, compartir tiempo personal hasta el de toda nuestra vida.

Continuación comparto algunas ideas de manera general para el beneficio de la administración del tiempo, con el objetivo de que este sea productivo, mejoré la calidad de nuestra vida.

  • Orden y medida: Al empezar el día, es propicio planificar lo que vamos a hacer en nuestra jornada de trabajo. Varias personas lo realizan antes de dormir o cuando están tratando de lograr un descanso placentero. Sin embargo, si lo hacemos de esta forma, nuestra mente seguirá procesando información y lo único que ganaremos es levantarnos al día siguiente con cansancio y pereza. Si puedes organizar tus actividades por horas, te darás cuenta que tienes tiempo libre de hacer otras actividades de beneficio para la salud.

  • Priorizar: Es recomendable pensar cuales son las tareas y objetivos  a corto, mediano y largo plazo. Debemos de clasificar las más importantes y las de menor prioridad. En efecto, sabemos que hay horarios que no podemos cambiar, como por ejemplo, los tiempos escolares, la jornada de trabajo, actividades extra escolares, etc. Las demás tareas debemos de enumerarlas y pensar si son propicias hacerlas en ese día o déjalas para después. Siempre teniendo en cuenta que las debemos de cumplir. 

  • Saber decidir: En este punto me considero vulnerable, pues uno de mis defectos es ser indecisa y más aún me cuesta trabajo negarme a una tarea generada por producto de personas que necesitan ayuda en alguna tarea y puedo se útil para resolver el problema o circunstancia. 

  • Valora tu tiempo: Para muchas personas el tiempo es dinero, para otras es poder, en mi caso y en este momento es aprendizaje. Pienso que me encuentro en el momento exacto de sembrar y destinar tiempo a actividades que el día de mañana se verán reflejadas en exquisitos frutos que serán de beneficio grato para la sociedad. Pues como dice Eleanor Roosevelt “El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños."

Finalmente, te invito a valorar el tiempo y a las personas que están a tu lado. Disfruta cada segundo de lo que realizas, recuerda que ese momento es único y jamás volverá.
Agradezco de manera infinita a todos los que se toman unos minutos de su valioso tiempo para leer mis líneas y a los medios de comunicación para publicar mi columna semanal. Finalmente te exhorto también a que expreses la gratitud para con tu familia, amigos o a esa persona especial, porque te han dedicado lo más valioso de su vida… ¡Su tiempo!

Mariell Díaz Zúñiga 



Te invito a seguirme en mis redes sociales: 

Twitter e Instagram: @dzmariell


Share:

Popular Posts

Recent Posts

Blog Archive

Follow by Email

Entrada destacada

Palabras que viajan libremente

"Las nubes harán llover poemas, versos maravillosos que impregnarán ciudades, calles, aveni...

Buscar este blog

Suscríbete

Translate

Entradas recientes

ArteHosting

Tú también usa Artehosting

Síguenos en

Con la tecnología de Blogger.

Acerca de

Hola. Bienvenidos sean todos a Cultura Errante. Somos un grupo de amigos que nos gusta el arte y las actividades culturales en general. No nos consideramos expertos, ni especialistas. Escribimos, pintamos, tomamos fotografías, tocamos música, etc. Por el puro placer de hacerlo.

Te invitamos a ser parte de este espacio.

Participa, opina. La libertad de expresión es un derecho inalienable. Úsalo.

Si tienes dudas, ¡pregunta!
Si algo te gustó o no, ¡exprésalo!

Evita que la vergüenza o el temor al que dirán te impidan hacer lo que deseas.

Escribe. Pinta. Canta. Baila.

¡Gracias por visitarnos!

PD. Te agradeceríamos mucho si compartieras con tus amigos.