viernes, 25 de julio de 2014

Old Jazz (discos de 78 rpm y cilindros)

Los cilindros de fonógrafo fueron el soporte del primer método de grabación y reproducción de sonido. Conocidos simplemente por "grabaciones" en su época de mayor popularidad (1887-1915), estos objetos con forma de cilindro tenían una grabación de sonido literalmente grabada sobre la superficie exterior que se podía reproducir sobre un fonógrafo mecánico. En la década de 1910, el sistema competidor basado en discos de gramófono triunfó en el mercado y se convirtió en el soporte de audio comercial dominante, provocando que la producción comercial en masa de los cilindros de fonógrafo terminara en 1929.
Los discos de 78 RPM datan usualmente entre 1890 y 1959, aunque el grueso de ellos fue fabricado entre las décadas de 1910 y 1950.En 1925, con la llegada de la grabación eléctrica, se estableció definitivamente la velocidad de los discos a 78 RPM, si bien ésta velocidad ya era un estándar desde 1905 más o menos.
Hacia 1910, se había establecido como un estándar para los discos de 78 RPM los diámetros de 10 pulgadas (para los discos de música popular) y de 12 pulgadas (para los discos de opera y música docta). En todo caso, la mayoría de los discos de ópera se grabó, hasta la década de 1920 en discos de 12 pulgadas.

Información: wikipedia.
Archivos musicales en: archive.org


Js
Share:

Popular Posts

Recent Posts

Blog Archive

Follow by Email

Entrada destacada

Palabras que viajan libremente

"Las nubes harán llover poemas, versos maravillosos que impregnarán ciudades, calles, aveni...

Buscar este blog

Suscríbete

Translate

Entradas recientes

ArteHosting

Tú también usa Artehosting

Síguenos en

Con la tecnología de Blogger.

Acerca de

Hola. Bienvenidos sean todos a Cultura Errante. Somos un grupo de amigos que nos gusta el arte y las actividades culturales en general. No nos consideramos expertos, ni especialistas. Escribimos, pintamos, tomamos fotografías, tocamos música, etc. Por el puro placer de hacerlo.

Te invitamos a ser parte de este espacio.

Participa, opina. La libertad de expresión es un derecho inalienable. Úsalo.

Si tienes dudas, ¡pregunta!
Si algo te gustó o no, ¡exprésalo!

Evita que la vergüenza o el temor al que dirán te impidan hacer lo que deseas.

Escribe. Pinta. Canta. Baila.

¡Gracias por visitarnos!

PD. Te agradeceríamos mucho si compartieras con tus amigos.